Noticias

“Para hacer un buen trabajo de investigación tiene que haber un gusanillo interno que mueva la curiosidad y que mueva el interés en estudiar un tema en particular”, Pol Morillas, director de CIDOB

Ponemos en marcha junto con CIDOB el Programa Talent Global con el objetivo de impulsar la investigación de calidad de jóvenes investigadores a través de dos premios a la investigación aplicada ‘Premio Talento Retos Globales’ y ‘Premio Talento Europa Siglo XXI’ y una estancia de investigación, la ‘Junior Visiting Fellowship’. El plazo de inscripción está abierto hasta el 28 de febrero de 2021. Hemos hablado con Pol Morillas, director de CIDOB para conocer más sobre la importante de este tipo de programas que fomentan el talento de jóvenes investigadores.

Si te parece, empezaremos por el principio… Pol Morillas, director de CIDOB… ¿qué es exactamente CIDOB y qué misión tiene?  Es un centro de investigación en relaciones internacionales que tiene como objetivo el análisis de las cuestiones globales que afectan en las dinámicas políticas, sociales y gobernanza a nivel internacional y nivel local. Lo que analizamos básicamente son cuatro ámbitos temáticos: las dinámicas geopolíticas y de seguridad internacional, las migraciones internacionales, el papel de las ciudades como actor global y el desarrollo sostenible.

Desde CIDOB promovéis el talento de jóvenes investigadores desde hace más de 40 años… ¿qué supone para vosotros este Programa Talent Global que tiene como objetivo seguir fomentando y reconociendo el talento de estos jóvenes investigadores? Desde CIDOB creemos que el trabajo de investigación es un trabajo de largo recorrido que empieza desde el momento formativo en niveles de educación primaria hasta la universidad y más allá de los estudios universitarios. Por tanto, el largo alcance que es la investigación hay que sustentarla siempre en una formación continuada y también en gran medida en formación de los jóvenes. Y por eso, para nosotros es muy importante establecer este acuerdo de colaboración con Fundación Banco Sabadell para, precisamente, fomentar la investigación de los jóvenes en dos líneas principales: por un lado el fomento de la excelencia en la investigación a través de los dos premios que otorgamos y, por otro lado, la formación a través de una estancia de investigación en CIDOB. 

La investigación que promovemos desde el Programa Talent Global debe estar anclada en la realidad y las preocupaciones de los ciudadanos sobre aquellos factores de la agenda internacional que más les conciernen y afectan en su vida diaria.

Además, un programa que se pone en marcha en esta situación de pandemia que nos ha tocado vivir, ¿es un buen momento para dejar paso a los jóvenes y ofrecerles más oportunidades a través de programas como estos que se les reconoce su labor pero también se les da la oportunidad de seguir investigando? Lo que hay que hacer es poner en marcha programas que permitan que la investigación sea una realidad en el transcurso profesional de estos jóvenes. Sabemos que el acceso al sector de los think tank o la incorporación de los jóvenes a los centros de investigación es muy difícil, son centros de reducida dimensión, son pocos los centros que se dedican a la investigación en ciencias sociales en general y en relaciones internacionales, y por tanto, todo lo que sea programas que fomenten estas puertas de entrada que faciliten el acceso al mundo profesional por parte de los jóvenes es algo que hay que dinamizar y agradecer, en este caso a Fundación Banco Sabadell por tenerlo como uno de sus objetivos. No se trata solo de que los jóvenes puedan hacer estancias en el marco de su programa de prácticas de las universidades donde cursan sus estudios, sino que además, una vez finalizados estos estudios puedan tener una primera experiencia en el mercado laboral de forma remunerada en centros como CIDOB en los que puedan empezar su carrera profesionales o que puedan consolidar su tarea de investigación. 

¿Qué papel tiene o cuál debería tener, en estos momentos que estamos viviendo, la investigación en campos como los que recoge el Programa Talent Global? Campos como la revolución tecnológica, impacto en relaciones y gobernanza internacional, retos de desarrollo sostenible, cambio climático… Partimos de la base que el público en general está mucho más interesado que antes en lo que sucede en el mundo y por tanto quiere adquirir conocimiento pero también ese mundo se ve condicionado en gran medida por dinámicas locales por lo que sucede en nuestro día a día. La investigación que promovemos desde el Programa Talent Global debe estar anclada en la realidad y las preocupaciones de los ciudadanos sobre aquellos factores de la agenda internacional que más les conciernen y afectan en su vida diaria. Y aquí la revolución tecnológica es un elemento de esta tendencia, también el desarrollo sostenible, las cuestiones de cambio climático, las cuestiones de género, las cuestiones relacionadas con la gobernanza internacional, las cuestiones comerciales, las cuestiones económicas. En definitiva, todas estas cuestiones de plano internacional que descienden claramente a la vida diaria de los ciudadanos. Por este motivo, para este programa hemos escogido aquellos temas que más pueden tener incidencia en el público en general pero también sobre los cuales son más necesarias las investigaciones de calidad y promocionadas desde el ámbito del talento joven. 

En CIDOB, desde vuestra experiencia y trayectoria ¿qué aptitudes y actitudes ponéis más en valor/destacáis más en los jóvenes investigadores? Para nosotros es fundamental la innovación en el ámbito de estudio, ya no existen campos que sean impermeables a desarrollos en otros campos y por lo tanto la innovación debe ser un elemento clave. También la interconexión entre ámbitos, no hay solo áreas de conocimiento muy específicas que no estén relacionadas con otras áreas de conocimiento. Por tanto, los intercambios y la interconexión son un segundo valor muy importante. El tercer valor que destacamos es la excelencia, es decir, la investigación tiene que ser excelente en sus contenidos, en sus métodos de investigación y en su manera de ejecución. En cuarto lugar, la dedicación, que significa poner todos los esfuerzos para que la investigación se pueda realizar con estos máximos criterios de excelencia. Y en quinto lugar, la curiosidad, estamos en un momento en el que es muy difícil pensar que con las recetas antiguas nos va a ser suficiente, así que tenemos que ser mucho más valientes a la hora de entender los vínculos que existen entre los temas, los vínculos intergeneracionales, y por tanto todo esto pasa a una mayor dedicación y voluntad de ampliar el abanico de la investigación en todos los sentidos.

Esta semana abrimos la convocatoria del Programa Talent Global, ¿qué les dirías, recomendarías a esos jóvenes que se estén planteando presentarse? Para hacer un buen trabajo de investigación tiene que haber un gusanillo interno que mueva la curiosidad y que mueva el interés en estudiar un tema en particular. Los temas posibles son infinitos, lo que marca la diferencia es el rigor, la excelencia y el interés que cada uno de estos jóvenes investigadores va a poner en el tema que escoja. En definitiva, lo primero es descubrir que a uno le motiva en el plano interno para poder trasladarlo a la sociedad, y para que la sociedad entienda que gracias a ese interés genuino por parte del investigador va también a ganar algo esa sociedad al leer el trabajo, al leer los resultados del proyecto de investigación.