Noticias

La entrevista de la semana – “Las personas debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo”, Alex Gomar CO-CEO de HEMAV y presidente de HEMAV FOUNDATION

Hemos hablado con Álex Gomar, CO-CEO de HEMAV y presidente de HEMAV Foundation, fundación que promueve el uso de los drones y la inteligencia artificial dentro de proyectos humanitarios de gran impacto internacional.

¿Cómo surgió la idea de crear la Fundación HEMAV? ¿Con qué objetivo?

Hemav nace a raíz de un proyecto universitario y con el sueño de que la tecnología dron tuviera un impacto beneficioso para el planeta y la sociedad. Desde entonces, ha estado involucrada en proyectos de carácter social y humanitario. En 2014, con la tecnología low-cost con la que contábamos, nos involucramos en un proyecto para  luchar contra la caza furtiva de rinocerontes en África. Este fue un proyecto que se presentó en la competición Drones for Good en Dubái. Competimos con empresas y universidades de la talla de MIT y conseguimos quedar sextos a nivel mundial. A día de hoy, el Ranger Drone, nombre que recibió dicho proyecto, sigue en fase de evolución dentro de la fundación y es liderado por un equipo de estudiantes de la  UPC. 

¿Qué impacto tiene la tecnología en proyectos sociales como los que lleváis a cabo?

Nuestros proyectos poseen una vertiente social de desarrollo de talento y otra a nivel de sostenibilidad y mejora de la productividad. La labor principal de los drones es aportar utilidades que supongan avances tecnológicos para resolver problemas humanitarios a gran escala.

¿Nos podrías decir algún ejemplo de un proyecto social al que deis apoyo?

Freeda, por ejemplo, es un proyecto de innovación mediante la tecnología dron en colaboración con Proactiva Open Arms, en el que pretendemos ayudar a la misma ONG en sus labores de rescate y así poder salvar vidas en el Mediterráneo. En este caso, el dron tiene la finalidad de controlar una área de inspección superior a la actual reduciendo el tiempo de detención y el peligro al que se extiende la tripulación de Proactiva Open Arms a la hora de realizar un rescate en alta mar.

Otro proyecto es Locust, en este caso, el papel principal de la tecnología dron es acabar con la pobreza que provocan las plagas de langosta en gran parte de regiones en Asia y África a partir del control y la monitorización de dichas plagas. El objetivo principal del dron es sobrevolar zonas remotas y de difícil acceso en búsqueda de los enjambres de langosta de manera más rápida, segura, eficiente y económica. Además, pretende fomentar la ayuda humanitaria, la sensibilización y concienciación del medio ambiente y su sostenibilidad.

Una de vuestras claves es apostar por las personas, especialmente por el talento joven. ¿Cómo les hacéis partícipes de la tecnología dron?

Desde Hemav Foundation mentorizamos y tutorizamos los estudiantes y les derivamos la toma de decisiones asumiendo que cometerán errores y estos formarán parte de su aprendizaje. Nuestro propósito es que los estudiantes busquen la excelencia ya que de esto depende que los proyectos humanitarios tengan un gran impacto a nivel social y puedan ayudar a centenares y miles de personas, como es el caso de los proyectos de Freeda y Locust. 

Asimismo, contamos con el proyecto KIDS, actividades dirigidas a alumnos de entre 8 y 12 años que promueven nuevas tendencias educativas STEAM, incluyendo la tecnología dron como eje vertebrador y relacionado con el resto de las tecnologías y competencias clave en los diferentes niveles del sistema educativo. La actividad educativa consta de la realización del contenido de unas maletas tecnológicas que contengan diversas actividades dónde se trabajen cada una de las facetas de la operativa y montaje de la tecnología dron.

¿Qué papel juega la innovación en el progreso de nuestra sociedad?

El mundo es un entorno en constante cambio y es por eso que la sociedad debe estar preparada para afrontar y adaptarse a dichos cambios sociales. La innovación en la sociedad supone transformación, progreso, desarrollo y cambio, la cual cosa es esencial para que una sociedad evolucione a lo largo del tiempo. Y es por esa razón que las personas no pueden quedarse atrás de dicha evolución. Hoy en día la innovación ha aportado grandes beneficios a la humanidad, siendo su objetivo principal facilitar y ahorrar esfuerzos y tiempo a las personas en sus labores cotidianas. En definitiva, la innovación es un factor primordial para el beneficio y el futuro desarrollo de una sociedad cambiante que aporta ventajas y ha solucionado grandes problemáticas humanitarias a lo largo de la historia.

¿Cuál es tu sueño?

Las personas debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo y es por eso que debemos aportar nuestro granito de arena para hacer el mundo un lugar mejor. El sueño de la Fundación Hemav y también el mío es – a partir del compromiso la tecnología, la innovación y las personas – sumar experiencias que nos permitan lograr alcanzar un mayor impacto para salvar vidas. Queremos que cada pequeña acción y paso que realicemos nos lleve a poder sumar píldoras de felicidad y que nuestra contribución al mundo haga de este un mundo mejor a través de la tecnología dron.