Noticias

Entrevista ‘Jóvenes con Futuro USA’: “Trabajar en Silicon Valley es el objetivo más ambicioso al que un desarrollador puede aspirar”

La Fundación Banco Sabadell colabora en el programa de ‘Jóvenes con Futuro’ junto con Stepone con el objetivo de que ingenieros españoles recién graduados tengan la oportunidad de demostrar su talento en empresas tecnológicas de primer nivel en Estados Unidos. Gracias a este programa, estos jóvenes realizan prácticas durante seis meses. El próximo 15 de marzo se abre el proceso de selección para la próxima edición.

Hemos hablado con dos de los Jóvenes con Futuro que se encuentran realizando prácticas en la empresa Entytle, compañía que desarrolla una plataforma para ayudar a empresas a aumentar sus ingresos en servicios de post venta, cuyas oficinas están entre Palo Alto y Mountain View, en Silicon Valley. Ellos son Esaú Suárez – 25 años, canario e ingeniero por la Universidad de La Laguna en Tenerife- y Andrés Monge -26 años, gaditano y graduado por la Universidad de Sevilla.

Esaú Suárez (izquierda) y Andrés Monge (derecha) en el hall de las oficinas de Entytle en Palo Alto, CA

Tan sólo lleváis unos meses y ya habéis trabajado en varias áreas de la empresa… ¿Cómo veis que estáis siendo valorados por vuestros compañeros y por la empresa en general?

Andrés: Desde el principio nos hemos sentido completamente integrados con todos los equipos, no sólo con el de ingeniería. Todo el mundo nos ha ayudado mucho, tanto en lo que respecta al trabajo como en lo personal. Siempre cuentan con nuestra opinión y realmente me siento muy valorado por nuestro equipo.

Esaú: aquí sentimos que nuestras opiniones, a pesar de que somos interns, siempre se toman en cuenta. Ahora que llevamos un tiempo en el equipo, empiezo a sentir que somos una parte bastante esencial dentro del equipo de ingeniería.

La empresa está en pleno corazón de Silicon Valley, un lugar donde se encuentran las mayores empresas tecnológicas del mundo como Google o LinkedIn; también startups, inversores y aceleradoras reconocidas mundialmente. ¿Cómo estáis viviendo la experiencia de estar completamente inmersos en este ecosistema único en el mundo tan diferente a lo que estabais acostumbrados en Sevilla o Tenerife?

Andrés: en el poco tiempo que llevo aquí siento que he aprendido muchísimo, nuevas tecnologías como por ejemplo React, de la cuál no sabía mucho antes de venir y ahora voy a ir a un hackathon la semana que viene. Este ecosistema ofrece multitud de oportunidades para aprender y desarrollar nuevas habilidades y crecer como ingeniero.

Esaú: somos muy afortunados por estar donde estamos, y hacer las conexiones que estamos haciendo. Hemos conocido gente que viene de las mayores empresas del mundo, lo que nos permite también conocer nuevas formas y culturas de trabajo y cómo se trabaja en estas empresas. Además de conocer gente interesante, hay siempre muchos eventos tecnológicos o meetups tanto en el Valle como en San Francisco y eso te permite conocer a mucha gente del sector. Aquí el networking es super importante.

¿Qué diríais que es lo mejor de esta experiencia? ¿Qué les diríais a otros jóvenes ingenieros como vosotros que sueñan con ir al famoso “Valle del Silicio”?

Andrés: es muy duro dejarlo todo y venirte al otro lado del mundo a trabajar, pero a la vez es una experiencia increíble. Aprendes muchísimo de muchos aspectos de la vida, y si sabes tomar bien las oportunidades que te brinda, puedes sacarle todo el partido. Yo les diría que no se asustaran de todo lo que se habla de este ecosistema. Es increíble, y es brutal cómo las empresas están en búsqueda continua de ingenieros. Si tienes la habilidad de adaptarte rápido al entorno, tienes muchas posibilidades de trabajar en cualquier startup de aquí. Los ingenieros están súper bien valorados y las empresas saben que estos son esenciales. Si eres bueno y te apasiona este mundo, inténtalo.

Esaú: trabajar en Silicon Valley es el objetivo más ambicioso al que un desarrollador puede aspirar. Sólo el hecho de poder trabajar aquí es ya suficientemente gratificante; me está permitiendo aprender muchísimo y darle un empujón a mi carrera profesional en muy poco tiempo.