Noticias

Entrevista: ‘El mundo necesita más ingenieras e informáticas. El futuro va a ser sin duda un futuro tecnológico’

El Premio Ada Byron a la mujer tecnóloga es un reconocimiento de ámbito estatal, que destaca el trabajo de las mujeres que aportan avances en diversos ámbitos de las nuevas tecnologías. Promovido por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, cuenta con la colaboración un año más de la Fundación Banco Sabadell en esta tercera edición.

El premio este año ha recaído en Nuria Oliver, una investigadora de referencia mundial en informática, conocida por sus trabajos en modelos computacionales de comportamiento humano, inteligencia artificial, interacción máquina-persona, informática móvil y Big Data de aplicación social. El galardón se entregará el próximo 9 de marzo coincidiendo con la IV edición de FOROTECH, Semana Deusto de la Ingeniería y la Tecnología que se celebra en Bilbao del 9 al 11 de marzo.

Hemos podido hablar con la premiada de este año, Nuria Oliver, para saber más sobre su trayectoria…

Este premio reconoce el trabajo de las mujeres que aportan avances en las nuevas tecnologías… ¿qué supone para ti recibir este reconocimiento tanto a nivel personal como profesional? Me siento sumamente agradecida y emocionada. Me parece un premio muy interesante y necesario, para dar visibilidad a las mujeres que trabajan en tecnología y así crear ‘rol models’ que puedan servir de referencia para niñas y adolescentes. Me gustaría dedicar este premio a todas las mujeres investigadoras en tecnología, mujeres que muchas veces permanecen invisibles, en la sombra, a pesar de su trabajo brillante e intenso. Deseo que este premio ayude a hacerlas, a hacernos, más visibles y relevantes.

En su momento, ¿cuál fue la razón que te llevó a formarte y trabajar en el mundo de la tecnología? Desde pequeña he admirado a Da Vinci, Einstein, Marie Curie, Ramón y Cajal… Cuando estaba terminando Bachillerato y tenía que elegir una carrera, tuve la fortuna de hablar con un amigo de mi hermano que había comenzado estudios de Ingeniería Superior de Telecomunicaciones en Madrid. Recuerdo claramente la energía contagiosa con la que me contó, mientras tomábamos un té, en qué consistía la carrera de Telecos, así como la vida en un colegio mayor en Madrid. Fue tras esa conversación que decidí ir a Madrid a estudiar Ingeniería de Telecomunicaciones. Una conversación en un momento clave en tu vida puede marcar tu destino. Por ello considero tan importante la figura del mentor, aquella persona que en un determinado momento de tu vida es capaz de ayudarte a encontrar respuestas o a tomar decisiones importantes.

Nuria Oliver-imagen 1

En un sector como la tecnología asociado más a los hombres, ¿cómo ves el papel de la mujer actualmente en España en este sector? ¿Qué falta por mejorar? Efectivamente hay poquísimas mujeres que trabajen en posiciones técnicas y en empresas tecnológicas; aún hay menos mujeres que ocupen posiciones de responsabilidad en dichas empresas y lo que quizás es incluso más preocupante es que hay muy pocas chicas que eligen estudiar carreras técnicas. Sin embargo, la diversidad de género en estas profesiones es muy baja y desgraciadamente no parece ir en aumento. La diversidad es necesaria en cualquier disciplina, ya que está demostrado que la diversidad enriquece y tiene un impacto positivo en la productividad, la innovación, la toma de decisiones y la dinámica de los equipos. Por tanto, estamos perdiendo competitividad por no tener más diversidad de género en el sector tecnológico.

Algunas acciones que pienso serian beneficiosas incluyen: desmontar estereotipos sobre quien trabaja tecnología y en qué consisten los trabajos; poner en valor el potencial de la tecnología como herramienta fundamental para afrontar los retos a los que nos enfrentamos como especie humana; destacar las ventajas de los trabajos tecnológicos de cara a la conciliación familiar ya que suelen permitir teletrabajar muy fácilmente; dar visibilidad a las mujeres que trabajan en tecnología para proporcionar rol models a los niños y niñas que puedan servirles de inspiración; crear acciones y programas con contenidos y foco científico tecnológico para acercar la ciencia y la tecnología al ciudadano medio y sobre todo a los niños y niñas; crear redes de mentores y apoyar el crecimiento profesional del talento femenino.

¿Qué consejos les darías a aquellas mujeres que están empezando en este sector, en la tecnología? El mundo necesita más ingenieras e informáticas. Muchas, muchísimas más. Por ello, me gustaría animarlas a continuar en este sector tan apasionante y dinámico. El futuro va a ser sin duda un futuro tecnológico. Solo podremos afrontar los retos a los que nos enfrentamos como especie humana (el calentamiento global, el envejecimiento de la población, la brecha en la distribución de la riqueza….) con el apoyo de la tecnología. No hay nada más motivador que trabajar en inventar dicho futuro y contribuir con nuestro trabajo a crear un mundo mejor gracias a la tecnología.

Hoy en día hay muchas iniciativas y congresos para conectar con otras mujeres que trabajan en tecnología. Las redes profesionales son muy útiles e importantes para compartir experiencias y apoyarse mutuamente. Así que animo a todas las chicas a embarcarse en la aventura tecnológica. No os arrepentiréis ni estaréis solas en esta apasionante profesión.