Noticias

300 jóvenes, 800km y 42 días, una experiencia de intercambio y transformación socio-educativa

El Pirineo, desde Cabo Higuer (Hondarrabia) hasta Cap de Creus, ha sido el escenario de la cuarta marcha por la transformación socio-educativa para jóvenes.

La Transpirenaica Social Solidaria (TSS) ha permitido que 300 jóvenes hayan participado en la cuarta edición en la que han recorrido hasta 800 km durante 42 etapas. Uno de los objetivos que persigue esta marcha es caminar por los Pirineos para ser parte de un reto de transformación social poniendo en contacto a jóvenes con profesionales, empresarios de distintos sectores y educadores aprovechando la montaña como contexto y ayudarles en su inserción sociolaboral abriendo nuevos caminos para estos jóvenes y ofreciéndoles una oportunidad para proyectar su futuro.

Hasta 300 jóvenes han participado en esta edición procedentes de diferentes asociaciones de toda España en la que además de caminar y compartir vivencias, los profesionales han organizado diferentes actividades como por ejemplo mentoring a través de talleres de reflexiones, responsabilidades, orientación, comunicación, consejos para hablar en público, convivencia, compañerismo y valores; y foros de debate con temáticas de interés para el crecimiento y la formación de los jóvenes como son el emprendimiento, la innovación social y la promoción del talento.transpirenaica-social-solidaria-5

Algunos testimonios

Los jóvenes que han participado proceden de países como Honduras, Bolivia, Ecuador, México, Colombia, Guinera Conacri, Guinea, Mali, Sudán, Somalia, Senegal, Camerún, Marruecos, Israel, Palestina, Rusia, Pakista, India, Taiwan, Euskadi, Aragón, Navarra, Cataluña, Andorra, Valencia, Madrid, Andalucía, Canarias o Galicia. Muchos de ellos actualmente están estudiando Formación Profesional y Ciclos Formativos.

En nuestro segundo año participando hemos podido descubrir en nosotros mismos esa fuerza y capacidad de esfuerzo que a veces no sabemos que tenemos”, Carolina da Silva, Natalie, Maider, María, Christian y Laura, de Fundación Jlundain-Haritz Berri.

Esta experiencia ha sido fantástica desde el primer día. Me ha sorprendido mucho este proyecto, ver como personas que no se conocían de nada han llegado a ser una parte de nuestra vida”, Jonathan (estudiante de Bachillerato científico)

Ha sido mi primer año en la TSS y, sin duda, ha sido una experiencia espectacular, todos unidos caminando para un mundo mejor. Amor, ilusión y mucha paz es lo que siento ahora y lo que me llevo para casa tras la experiencia”, Marta 823 años, estudia Enfermería)

La TSS me ha abierto los ojos y permitido descubrirme a mí misma. Acabo esta experiencia con ganas de hacer cosas”, Lucía (20 años, estudiante de Magisterio Infantil).

Este año en la TSS me voy con bastantes ideas y tareas para trabajar. He vuelto a soñar”, Polina (20 años, de Rusia).

transpirenaica-social-solidaria-4

Valores de la TSS

Durante el camino se han generado vivencias dónde los jóvenes han desarrollado valores tan importantes como son la superación de uno mismo, el compañerismo y el liderazgo. Aprender y compartir vivencias con las personas que se han ido encontrando a lo largo de la marcha también les ha servido para conectar y favorecer su proyección de futuro.

Una vez acabada la travesía, la TSS realiza un seguimiento de estos jóvenes organizando salidas mensuales a la montaña, actividades culturales así como dar a conocer el proyecto en escuelas y centros educativos.

Según el director de la TSS, Ignasi de Juan, “los jóvenes, parte fundamental del proyecto, valoran positivamente la experiencia y quieren repetir”.